Documento básico

Plan estratégico 2024-2026

ICM
Última edición 29 abril 2024 14:04 CEST

A pesar de su buen comienzo, el progreso en la reducción de la mortalidad materna e infantil como parte de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) se ha estancado. Cada dos minutos, muere una mujer por complicaciones en el embarazo o el parto; casi 2 millones de bebés nacen muertos y ni siquiera dan su primer aliento. El primer año de vida es el más peligroso, ya que el 74 % de las muertes infantiles se producen en este período. En muchos países, la tasa de mortalidad materna se ha estabilizado, mientras que en otros va en aumento.

Esta realidad pone de relieve la necesidad de un cambio de paradigma en la manera en que prestamos cuidados a las mujeres, personas de género diverso y bebés durante el embarazo, el parto, el nacimiento y el periodo posnatal. Es hora de aceptar de una vez por todas lo que la evidencia ha demostrado durante décadas: que la continuidad de los cuidados de las matronas (COMC) salva vidas, mejora los resultados para las madres y los bebés, e incrementa el acceso a unos servicios de salud sexual y reproductiva de calidad.   

La integración de la continuidad de los cuidados de las matronas en los sistemas sanitarios generales, donde las matronas tengan autonomía y competencia para ejercer de conformidad con la Definición International y Ámbito de Práctica de la Matrona de la ICM, tiene un efecto dominó en las familias, comunidades y sociedades. La incorporación de la continuidad de los cuidados de las matronas en los sistemas de salud puede garantizar mejoras en el acceso a los servicios sanitarios esenciales y avances para lograr los objetivos de desarrollo más amplios, como la implementación de la cobertura sanitaria universal (CSU). Las matronas pueden proporcionar casi el 90 % de las necesidades de atención sexual, reproductiva, materna, del recién nacido, y el adolescente (SSRMRNA); pero representan menos del 10 % del personal total de SSRMRNNA.Como única organización mundial que apoya a la profesión de matrona a través de las asociaciones miembro (AM) en más de 140 países, ha llegado el momento de que la ICM se centre en las realidades globales que afectan a la salud de las mujeres y los bebés.  

El Plan estratégico trienal de la ICM (2024-2026) incluye cuatro prioridades determinantes que son decisivas para avanzar en la continuidad de los modelos de cuidados de las matronas y de la partería en general, lo que, en última instancia, conduce a mejores resultados de salud sexual, reproductiva, materna, del recién nacido, y el adolescente (SSRMRNA): 

  1. La primera prioridad se centra en garantizar la sostenibilidad de la ICM y de sus asociaciones miembro (AM) en sus aspectos humanos, sociales, económicos y medioambientales. Se subraya la necesidad de que la ICM sea flexible y capaz de aprender y adaptarse. Esto implica brindar su apoyo a las asociaciones miembro y a las matronas de todas las generaciones para que consoliden su capacidad y asuman las funciones de liderazgo que les corresponden a nivel nacional, regional e internacional, y dentro de sus comunidades.  
  2. La segunda prioridad pone el énfasis en defender y promocionar la partería como profesión autónoma, y en apoyar el reconocimiento y la implementación en todos los países de los diez elementos críticos, identificados en el Marco profesional de la partería de la ICM, de cuya presencia depende que las matronas prosperen. También significa alentar a los países a implementar el modelo de continuidad de los cuidados de las matronas que viene demostrando desde hace tiempo la mejora en los resultados para la salud.  
  3. La tercera prioridad destaca el establecimiento de alianzas para impulsar un trabajo de defensa, promoción y comunicación más específico que se centre en el impacto positivo que la continuidad de los cuidados de las matronas tiene en los resultados de salud materna y neonatal. El refuerzo de la partería, de los modelos de cuidados de partería, y de las matronas exige un trabajo en colaboración para establecer alianzas y desarrollar actividades de defensa y promoción más eficaces en todos los sectores a nivel local, nacional y mundial.  
  4. La cuarta y última prioridad apunta a la necesidad emergente de prepararse y ser capaces de responder en situaciones de crisis humanitarias y climáticas. Un elemento fundamental de esta tarea es garantizar que las matronas estén integradas en los procesos de planificación, tengan la formación y el equipamiento para responder con eficacia, y cuenten con los recursos adecuados en tiempos de crisis. Junto a las asociaciones de matronas y con el fin de apoyarlas, la ICM tiene una posición privilegiada para movilizar a sus socios globales y aprovechar sus esfuerzos de defensa y promoción para subrayar la rentabilidad de la continuidad de los cuidados de las matronas en situaciones de crisis emergentes, incluidas las que se producen en entornos humanitarios y frágiles, así como las derivadas del cambio climático. 

La ICM es una organización líder en la prestación de servicios de orientación, recursos y apoyo al sector de la SSRMRNA, a las asociaciones de matronas profesionales, y a las matronas a título individual. Estamos en condiciones de utilizar nuestra reputación y dilatada experiencia a fin de seguir mostrando el importante papel de las matronas de todo el mundo para conseguir la igualdad de género y en materia de salud, y de reivindicar que las matronas tengan por fin una presencia incuestionable en todos los foros donde se tomen decisiones sobre salud y desarrollo.  

Nuestro Plan estratégico trienal va más allá de la ICM: lo hemos desarrollado junto con las asociaciones miembro, lo que garantiza que el plan se adapte y responda a sus necesidades. Hemos consultado a las principales partes interesadas internas y externas, al equipo global de la ICM, así como a nuestros socios y donantes. El plan utiliza el mismo enfoque holístico de la salud de las mujeres que las matronas aplican cada día, abordando por igual las necesidades inmediatas y los desafíos sistémicos presentes en sectores más amplios, como la igualdad de género, los derechos humanos, la salud y los derechos sexuales y reproductivos, la diversidad, la cobertura sanitaria universal y el clima.  

El Plan estratégico trienal 2024-2026 se ha desarrollado para servir a la ICM y a sus miembros. El plan está enraizado en las áreas clave en las que somos fuertes y en las lecciones aprendidas, y potencia el valor añadido que nos diferencia como la única organización centrada exclusivamente en el papel fundamental de las matronas como profesionales de la salud que ofrecen atención de calidad a las mujeres y los bebés en todas las etapas del parto y en ámbitos más amplios de la SSRMRNA. El Plan estratégico ha sido cuidadosamente elaborado para dar forma a la trayectoria ascendente del desarrollo de la partería, garantizando la resiliencia, el alcance, el impacto y el liderazgo de la ICM y las asociaciones de matronas a escala local, nacional, regional y mundial.  

Prioridades estratégicas de la ICM 2024-2026

Misión: Reforzar las asociaciones de matronas y promocionar la partería a escala global fomentando el papel autónomo de las matronas como las profesionales de la salud más adecuadas para el cuidado de las mujeres en edad fértil y en el mantenimiento de la normalidad del parto a fin de mejorar la salud reproductiva de las mujeres y la salud de los recién nacidos y sus familias.

Prioridad estratégica 1: Impulsar la innovación y la sostenibilidad para el futuro de la partería.

  • Garantizar una ICM sostenible teniendo en cuenta los aspectos humanos, sociales, económicos y medioambientales.  
  • Facilitar una ICM receptiva, que aprenda constantemente y responda a las necesidades de sus miembros de formas nuevas y mejoradas.  
  • Dotar a las asociaciones de matronas y a las matronas de todas las generaciones de los medios para reivindicar su liderazgo a largo plazo, garantizar su presencia en la mesa de toma de decisiones y en las comunidades de la partería y sectores afines, tanto en el ámbito local como en el mundial. 
  • Garantizar que la ICM interactúe con los donantes, los socios, los gobiernos y el sector privado para proporcionar asistencia técnica y liderazgo en el desarrollo y la implementación de la continuidad de los cuidados de las matronas, nuevos recursos e innovaciones.     
  • Utilizar y promover más recursos digitales de gestión del conocimiento para que lleguen a las matronas y sus asociaciones en todas las etapas de su desarrollo profesional. 

Prioridad estratégica 2: Respaldar la difusión e implementación del Marco profesional de la partería.

  • Promover a las matronas como profesionales autónomas para mejorar los resultados para las madres y los recién nacidos, así como unos cuidados de calidad en salud sexual, reproductiva, materna, del recién nacido, y el adolescente (SSRMRNA).  
  • Describir y promover un entorno capacitador para las matronas que facilite el ejercicio autónomo de su profesión, la infraestructura sistémica, la integración y la financiación necesarias para que las matronas ejerzan en todo su ámbito de práctica, tal como lo define la ICM. 
  • Reforzar las competencias esenciales, la formación, la regulación y el liderazgo de la partería.   
  • Impulsar el uso de la investigación y la evidencia para la partería y la continuidad de los cuidados de las matronas. 
  • Fomentar el papel singular de las asociaciones de matronas como voz de las matronas, y para respaldar y fomentar la profesión.  

Prioridad estratégica 3: Colaborar con socios para desarrollar el movimiento a favor de la partería y reforzar la función de las matronas como profesionales sanitarios competentes y respetados para quienes la voz de las mujeres es prioritaria.

  • Aprovechar la promoción y la comunicación para influir y concienciar a los responsables políticos y al público en general sobre el impacto positivo de las matronas en la salud materna y del recién nacido, la salud y los derechos sexuales y reproductivos, y la igualdad de género, además de las repercusiones en las familias y las comunidades. 
  • Dotar a las matronas y a las asociaciones de matronas de la información y las herramientas para defender y promover con eficacia la continuidad de los cuidados de las matronas, así como los derechos y la salud materna, neonatal, sexual y reproductiva. 
  • Utilizar relaciones efectivas e igualitarias para construir y respaldar la profesión de matrona y ampliar la influencia de la ICM. 
  • Apoyar a las asociaciones de matronas para que establezcan alianzas con grupos de mujeres y comunidades.  
  • Apoyar las colaboraciones entre matronas y mujeres.  
  • Reforzar las alianzas entre matronas y otras partes interesadas, incluidos los responsables políticos nacionales e internacionales, otros trabajadores y profesionales de la salud, otras asociaciones de profesionales sanitarios e interlocutores de todos los sectores. 

Prioridad estratégica 4: Trabajar en colaboración para garantizar que las asociaciones miembro estén preparadas y reúnan las condiciones idóneas para responder en situaciones de crisis humanitarias y climáticas emergentes.

  • Establecer nuevas alianzas para atenuar los efectos de las crisis humanitarias y climáticas en las mujeres y los recién nacidos, mediante la divulgación y promoción ante públicos más amplios del importante papel que desempeñan las matronas en situaciones de crisis, así como la obtención de financiación adicional y el establecimiento de nuevas alianzas en los sectores humanitarios y de lucha contra el cambio climático. 
  • Determinar y obtener fondos para proporcionar a las asociaciones de matronas recursos esenciales (equipamientos, servicios, suministros, etc.) durante las crisis humanitarias. 
  • Mejorar el conocimiento y las oportunidades de formación de las asociaciones miembro para apoyar mejor la respuesta a las crisis, incluida la promoción del liderazgo de las matronas para planificar la preparación nacional y local, así como el intercambio de conocimientos entre las asociaciones de matronas.